♥ MATEO 8:24-26 ♥

24 jun. 2009



24.Y he aquí que se levantó en el mar una tempestad tan grande que las olas cubrían la barca; pero él dormía.
25.Y vinieron sus discípulos y le despertaron, diciendo: !!Señor, sálvanos, que perecemos!
26.El les dijo: ¿Por qué teméis, hombres de poca fe? Entonces, levantándose, reprendió a los vientos y al mar; y se hizo grande bonanza..
(Mat. 8,24 -26)

Cuando la tempestad llega a tu vida ...
Descansa en el Señor, Él se acuerda de ti ...
Que Dios rompe todas las cadenas (barreras) ...
y que Jesús es la llave para la solución de todos los problemas ….
Si Dios alimenta los pájaros …
Qué no hará por ti …
que eres la “niña de sus ojos”?
¡Tu vida es preciosa para Dios!
Aunque andes por el valle de sombra de muerte …
no temas, porque Él está contigo
tocando en tu vida …
arreglando el vaso quebrado …
iluminando tus caminos.
Aliméntate de la palabra de Dios...
y bebe de su fuente.
Hace su parte, porque...
con Cristo en tu barco...
¡Tu nunca estarás solo!

“Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye. .”
(1 Juan 5,14)

♥ ACUDE A DIOS ♥

16 jun. 2009



¡Se puede orar constantemente!No es necesario que te postres en el suelo y reces frenéticamente para que se te escuche. La oración es algo que se hace continuamente, sin importar qué otra cosa esté uno haciendo. ¡Es como pensar caminando! ¡Uno puede tener el ungimiento y la guía del Espíritu para todo lo que haga! Si piensas y oras acerca de lo que haces, pidiéndole a Dios Su sabiduría, ¡Él te dará Su inspiración! Su Palabra dice: "¡Orad sin cesar!" (1Tes.5:17)
Antes de emprender cualquier cosa, acude al Señor. Comprueba que sea lo que Él quiere que hagas. "Reconócelo en todos tus caminos y Él enderezará tus veredas." (Pro.3:6)
Dejar lo que uno hace, para pedir ayuda al Señor, demuestra confianza en Él y trae sosiego al espíritu.El Señor espera reconocimiento; quiere que sepas que lo necesitas. Podrían pasar muchas cosas que están totalmente fuera de nuestro control, ¡pero no del control del Señor! Mantén, pues, una relación muy estrecha con el Señor, orando e invocando constantemente Su protección; pidiéndole que te guarde, bendiga y proteja, y lo hará.

♥DIOS NO SE OLVIDA DE NOSOTROS♥

10 jun. 2009



Un profesionista desempleado despertó una mañana y revisó su bolsillo. Todo lo que le quedaba eran $10. Decidió utilizarlos para comprar comida y esperar así la hora de morir, ya que era demasiado orgulloso como para pedir limosna. Estaba tan frustrado por no encontrar empleo, y no tenía a nadie disponible para ayudarle.


Compró su comida y en cuanto se sentó a comer, un anciano y dos pequeños niños se le acercaron y le pidieron que les diera comida, ya que no habían comido en casi una semana. El profesionista los miró. Estaban tan flacos que se les notaban los huesos. Sus ojos se les habían hundido. Con el último pedazo de compasión que le quedaba, les dio su comida. El anciano y los niños oraron para que Dios le diera bendiciones y prosperidad, y le dieron una moneda muy antigua. El joven profesionista les dijo "ustedes necesitan esa oración más que yo".

Sin dinero, sin empleo y sin comida, el joven fue debajo de un puente a descansar y esperar la hora de su muerte. Estaba a punto de quedarse dormido, cuando vio un Viejo periódico en el suelo. Lo levantó, y de repente leyó un anuncio para los que tuvieran monedas antiguas, las llevaran a cierta dirección.


Decidió ir a ese lugar con la moneda Antigua que el anciano le dio. Al llegar al lugar, le dio la moneda al propietario del lugar. El propietario gritó, sacó un gran libro y le mostró al joven graduado una foto.


Era la misma moneda, cuyo valor era de 3 millones de dólares. El joven graduado estaba muy emocionado mientras el propietario le dio una ficha bancaria por los 3 millones. El joven cobró el dinero y se fue en búsqueda del anciano y los niños. Para cuando llegó a donde los dejó comiendo, ya no estaban. Le preguntó al dueño de una cantina cercana si los conocía. El dueño le dijo que no los conocía, pero que le habían dejado una nota. Rápidamente abrió la nota pensando que averiguaría donde encontrarlos.


Esto era lo que la nota decía: "Nos diste todo lo que tenías, y te hemos recompensado con la moneda, firma: Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo".

1 Reyes 17:10-16; Mateo 11:28-30.
 
ELBAULDEANNIE©. Design by Pocket► Modified by CREACIONES ANNIE